MARCELA MORELO, LA VOZ DEL AMOR

20160820095959df57ec91a2204abfe243c4103b68aba3.jpg

Una luz verde le iluminaba el rostro sonriente al tiempo que el Auditorio Fundación Astengo estallaba en aplausos. Es de contextura pequeña pero de un inmenso aura que invita a cantar y bailar. Bien acompañada de su charango y su equipo de músicos, Marcela Morelo le regaló a Rosario una noche única en la presentación de su noveno disco Espinas y Pétalos. 

Marcela puso un pie en el escenario y sin preámbulos introdujo a los presentes en lo que es su último trabajo. Tres canciones al hilo y después saludó, como si estuviese charlando con amigos que hace mucho no ve. El cariño que le tiene el público transciende las barreras del fanatismo y la admiración. La afinidad que la une con sus fans es incluso conmovedora y abarcó una conversación fluida y una escucha activa por parte de ella. Se tomó el tiempo de responder con ademanes los saludos y de recibir los regalos que le llevaron. De pronto parecía una charla de café sobre la vida, el amor, las razones que hacen la vida bella y de sorpresa abría la puerta a la fiesta con un “todo está permitido esta noche” incentivando al baile, la risa, el canto y la alegría. 

El nombre del disco es una muy breve pero concisa metáfora de lo que fue hasta el momento la vida de la cantante, al menos así lo explicó y con la dulce voz que la caracteriza contaba que está flamante y felizmente casada desde hace 2 años (con su músico  Rodolfo Lugo) después de 19 años de noviazgo. Con tanta facilidad y simpleza generó un clima de complicidad y compenetración entre ella y los asistentes al show. Marcela es querible y sabe devolver todo ese amor que se le brinda. Entre anécdotas y emoción, cantó la canción que compuso para su casamiento. 

Por momentos cantaba con los ojos cerrados e infinitamente besaba al cielo en cada estrofa. Cuando miraba al público daba la sensación de que miraba a los ojos a cada uno, a ese punto era la conexión que se generaba. Ella, romántica empedernida, hizo del amor el eje de todo el show que duró más de dos horas. El encanto y carisma hicieron de la velada, además de una noche de disfrute y canciones, un espacio para la reflexión, para pensar el amor, para mirar al de al lado, para buscar el motivo de que mueve la vida. Al final cada uno se fue con el claro mensaje de que estamos destinados para amar, como reza el primer corte difusión de Espinas y Pétalos. 

Marcela Morelo propone un viaje en cada show, tanto musicalmente con pasajes de pop, música tropical, folclórica e incluso de tintes rockeros, así como también por los matices de la charla que constantemente lleva con sus seguidores y por la voz suave pero enérgica con la que interpretó cada una de sus canciones; desde “las que nos sabemos todos” hasta las últimas. Si todavía no las conoces, descubrilas.

Anuncios

Un comentario en “MARCELA MORELO, LA VOZ DEL AMOR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s