EL VIEJO LICOR QUE CONQUISTA A LOS JÓVENES

Jagermeister es un licor con una leyenda digna de contar, está hecho a base de 56 ingredientes muchos de ellos secretos.  Su graduación alcohólica es de un 35% y se ha convertido en una de las bebidas más vendidas en el mundo.

brandstage-product-es-3.jpg

Su botella es verde, cuadrada y cuenta con el dibujo de un ciervo “San Huberto” que entre sus astas encierra una cruz, su contenido es oscuro intenso. Jagermeister significa “maestro cazador” y su composición se originó hace 80 años para templar las noches de caza en el bosque. San Huberto fue el patrón de los cazadores, un noble que perseguía al venado más hermoso, incluso en los días santos, pero desistió y se dedicó a ayudar a los más necesitados. En el botellón hay una cita: “Forma parte del honor de un cazador proteger y preservar su práctica, cazar con caballerosidad y honrar al Creador y sus criaturas”

Su comercialización comenzó en 1935 como remedio contra la tos y problemas digestivos por su base de hierbas naturales entre ellas cilantro, lavanda, naranja y  nuez moscada, hasta brotes como el jengibre,  granos del paraíso o pimienta de Java, se conocen solo 39 de sus 56 componentes debido a que su composición es secreta, se dice que solo cinco personas la saben. Además se lo utilizó durante la segunda guerra mundial entre las tropas alemanas como anestésico y desinfectante.

5.jpg

Su propuesta es seductora, su historia es atractiva y ya cuenta con miles de adeptos en los distintos bares del mundo donde se lo pide por su nombre: “Quiero un Jager” compite al nivel del vodka y el whisky y trata de desbancar al gyn tonic. Además cabe remarcar que se lo combina con energizantes aunque sus creadores recomienden la mixtura con un jugo natural de limón o naranja  ya que es un licor de por sí complejo y tiene muchos matices según dicen. Además de asociarlo a atractivos ingredientes para formar cócteles irresistibles y más elaborados.

Se lo relaciona con la juventud Hipter actual, con opciones alternativas de la cultura musical. Aseguran que tomar un chupito bien frío es su mejor versión: “El auténtico sabor se disfruta en frío, a menos 20 grados centígrados, directamente del congelador” según su embajador en España. Chupito se le llama a tomarla de a traguitos con intervalos de algunos segundos y para ello la fábrica de Jagermeister creó unas maquinas llamadas “Tap Machine” que están distribuidas en distintos bares del mundo para lograr la bebida a la temperatura adecuada, aunque en España y por la calle algunos implementaron la probeta para consumirla y en Alemania, su país de origen, se la combina con cerveza.

valpnow_com-jagermeister.jpg

Dato no menor es que fue la primer marca en patrocinar un equipo de fútbol en el año 1973, el equipo de Eintracht Braunschweig de Alemania.

Ya sabes todo del Jager, ahora tenes que probarlo. Entre sus efectos secundarios está la pérdida de la memoria y en su honor hay grupo en Facebook creado por sus adeptos: “Asociación de víctimas del Jagermeister”

Por Paula Pasinato > @paulaapasinato

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s