Más allá del bien y del mal: Orphan Black

IMAGEN 1.jpg

Microspoiler ahead: son clones. Si, te lo spoilié pero no llores que no hay drama. Este es un spoiler que, si no lo descubriste a los diez minutos de la serie, lo sacas con la presentación y si eso no te alcanzó también lo dicen las sinopsis de Wikipedia y Netflix. Si, sin embargo , te pusiste a ver la serie sin conocer este spoiler te felicito ídolo de la internet, perdóname por decírtelo, de todos modos para el capítulo tres de la primera temporada te enteras.

Habiendo dicho esto… Orphan Black es una serie canadiense que comenzó a transmitirse en Marzo del 2013, y consiste en cuatro temporadas de diez episodios cada una.  La trama comienza cuando Sarah (Tatiana Maslany), una huérfana estafadora y dealer de droga, atestigua el suicidio de una mujer idéntica a ella. Para poder recuperar a su pequeña hija Kira (Skyler Wexler, una genia) se mete en un lío conspirativo/corporativo al asumir la identidad de la desconocida.

La premisa no suena muy interesante, lo sé. Parece una más de esas películas raras que pasan en SyFy a las dos de la tarde, pero la verdad es que es de esas series que van creciendo en vos. Al principio parece medio pelo pero como es entretenida uno sigue y sigue. El nivel de acción y ritmo que tiene la serie es increíble. Todo el tiempo va a una velocidad extrema, sabe desarrollarse muy bien. Al principio de la primera temporada mi duda era ¿cómo van a estirar esto, tres temporadas más, si la trama no alcanza ni para una segunda? Y la resolución está muy bien lograda. Si bien la serie está llena de chiches, que van a hacer que gires tus ojos y te desagrade un poquito, nunca va a romper el hilo fantástico del espectador. Los chiches están, sí, pero no afectan profundamente a la trama.

orphan-black-season-4-four

Tatiana Maslany es la revelación número uno de la serie. Encargada de representar a Sarah y los múltiples clones, Tatiana hace un trabajo que no vas a poder apreciar hasta haber terminado la primer temporada. Al principio una la ve actuar y dice “si, re bien, se la banca…” pero una vez que vas conociendo a cada uno de los clones se va viendo el trabajo fino. Ningún clon camina igual, se sienta igual, sonríe igual, habla igual. No cambia sólo el pelo, sino toda la manera de moverse y expresarse. Incluso cuando actúa de un clon que está haciéndose pasar por otro se ve la diferencia. Este trabajo es tan sutil que al principio no se nota, al punto de no caer en cuenta que son la misma persona. Incluso ahora viendo las fotos de la actriz en la vida real uno puede ver otro de los clones con una personalidad diferente encarnada en poses, gestos, y movimientos.

La parte técnica no se queda atrás de la actuación. La fotografía en sí es muy buena y se puede notar que está bien trabajada. Maslany crea distintas listas de reproducción musicales para sacar a luz las personalidades de sus distintos clones. Cuando varios de estos interactúan en el mismo plano, el equipo técnico graba varias veces la misma toma utilizando cámaras de control de movimiento montadas en plataformas rodantes que puedan copiar una y otra vez exactamente el mismo movimiento en todas las tomas. Es casi como clonarlas, las tomas son iguales pero con personajes diferentes en ellas (como las personalidades) y luego en postproducción se las une creando un solo plano.

IMAGEN3

La trama de Orphan Black pone en cuestión temas casi filosóficos. ¿Somos genética o crianza? ¿Quién soy? ¿Quién es mi familia? Hay una dicotomía entre lo innato y lo aprendido que tiene un tratamiento que se puede catalogar como entretenido. Lo tocan en dosis livianas, no en un monólogo de autoayuda. Es interesante la postura que toma la serie ante la sexualidad, hay clones hetero, clones trans, clones bi, clones gay. Los creadores del programa (Graeme Manson y John Fawcett) evitan entrar en una discusión vueltera sobre el porqué de la decisión de tener personajes con sexualidades distintas. En una entrevista Tatiana dijo “empoderamos la idea de que cualquier humano tiene el potencial de ser lo que sea, y eso abre la puerta para todo tipo de diálogo respecto sexualidad y género”. Y punto.

Otra dicotomía que la serie pone en juego es la del, por así decirlo, “bien mayor”. ¿Se justifica la violación a la vida de una persona (su intimidad, examinar su cuerpo, hacerlo pasar por procesos no deseados, etc) para, tal vez, lograr un avance científico importante? Temas como la eutanasia surgen para confrontar a la ciencia con la vida. Para cuestionarnos los sacrificios que debemos hacer para llegar lejos y ver si estaríamos dispuestos a hacerlos o no. Los malos de la serie son Malos con M mayúscula, no cabe la más mínima duda de su maldad, pero la ideología que está detrás de ellos nos confronta constantemente.

Podemos concluir diciendo que Orphan Black tiene elementos de misterio, ciencia ficción, drama y comedia, acompañado de increíbles personajes, tanto principales como secundarios (Felix, un excéntrico gay, el hermano adoptivo de Sarah es el más encantador), unidos en un ritmo sin descanso. Cuando la miren acuérdense que es como una birra o un fernet, un gusto adquirido, denle su tiempo (dos capítulos). Y después, guarda que la temporada cuatro estrenó en Abril. Vayan tomándolo de a sorbitos hasta que llegue la quinta temporada que ya está confirmada, y que será la última.

Por Flor Martin > @florifish

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s