House of cards : “cazar o ser cazado”

house-of-cards-seaosn-2__140603234815

Si te dicen The Usual Suspects, American Beauty  o Shrink , indefectiblemente se  viene a la mente Kevin Spacey. Si te dicen Alien 3, fight club o The Curious Case of Benjamin Button, si sos un amante del cine, vas a saber que su director fue David Fincher. Y si te dicen que ellos dos van a ser parte de una serie televisiva probablemente te emociones e inevitablemente  pongas las expectativas al máximo.

House Of Cards nació hace cuatro años y se transmite en Netflix, es una serie que nada por las aguas de la política norteamericana, pero bien podría ser de cualquier parte del mundo o al menos de occidente. La palabra clave en esta serie es “poder”, como tranquilamente podríamos decir que lo es también en política. Kevin Spacey aborda su personaje de Frank Underwood exquisitamente, como así también lo hace Robin Wright al interpretar a la cinica esposa, Claire.  Estos dos personajes se comen la serie, pasan las temporadas y el matrimonio muta de una manera impensable, pero volvamos a hablar de la palabra clave. Se sabe que el poder corrompe, y el protagonista de esta serie lo  sabe mejor que nadie y lo va a dejar bien en claro exhibiendo  su debilidad frente a él y como crece esta a través de los 20 años que hace que camina por los pasillos del congreso, el cual no va a ser suficiente para este ser sediento de mando, así que va por todo y va por el sillón más importante de la casa blanca, sin importarle a quien tenga que convencer, a quien tenga que voltear, dispuesto a todo, siempre.

giphy.gif

Si creíamos que en las series siempre había un bueno y un malo, un héroe y un antihéroe, en esta abundan los estos últimos y quedan relegados como “buenos” – por llamarlos de una forma – el cuarto poder: los periodistas, que tienen un papel  transcendental a lo largo de toda la serie y dejan en evidencia las depravadas  tranzas que tienen que hacer para poder desenmascarar a estos despiadados políticos.

Esta serie ya lleva cuatro temporadas al aire, e inevitablemente con el paso del tiempo uno va haciendo comparaciones constantemente con el poder de turno, no solo de Estados Unidos sino también de nuestro propio país, al ver los capítulos pasa que uno no para de preguntarse si será realmente así de turbio todo lo que sucede en la escena política. Tal es así que en una reciente entrevista le preguntaron al propio Spacey si la serie no había ido demasiado lejos. Él respondió que a veces al terminar un día de rodaje vuelve a su habitación de hotel y se lo pregunta pero luego de prender la tv y mirar los noticieros se da cuenta que realmente no han ido lo suficientemente lejos.
Esta cuestión de jugar con la realidad atravesó la pantalla y llego a nuestro país a través de las redes sociales cuando mandaron mensajes a los políticos argentinos, por ejemplo cuando se refirieron a la fugaz presidencia de Federico Pinedo.

Por mi parte los invito a conocer este mundillo rodeado de ambición, codicia, envidia y estrategia, vale la pena sentir esa mezcla de emociones en la que probablemente termines generando una especie de amor/odio con gente totalmente corrupta y maquiavélica. Queda solo sentarse frente al televisor y empezar a “maratonear” con House Of Cards (porque dudo que puedas evitarlo).

giphy (1).gif

Por Martina Mancilla > @martuzep

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s