Marilina Bertoldi electrizó el Lavardén

Marilina Bertoldi estremeció Plataforma Lavardén.
Ph: Matías Farias

Agosto arrancó con mucho Power en Rosario. El sábado 1, Marilina Bertoldi presentó su Set Eléctrico en Plataforma Lavardén. La propuesta de la cantautora consistió en un show multifacético, en el cual experimentó con distintos matices de su música. Incluso ella misma pasó por distintas sensaciones que logró contagiar al público.

Marilina ingresó al escenario con una simpleza y naturalidad que contrastaban con su look de calzas negras y remera animal print y su cabello alborotado. Sin mediar palabra tomó la guitarra y dio comienzo al recital. La acompañaban Luciano Farelli en guitarra, Edu Giardina en batería y Daiana Azar en bajo y sintetizadores.

Al principio, Bertoldi apuntaba a ser de pocas palabras – su música hablaba por sí sola -. Entre canción y canción le bastaba con un agradecimiento dirigido a los presentes. Sin embargo, adentrándose en el show y conectándose cada vez con los asistentes, supo interactuar de una manera íntima y confortable.

Sumergida de lleno en su música, por momentos se apreciaba a una Marilina totalmente abstraída, en trance. Y de un instante a otro, se tornaba eufórica, colérica, sarcástica, efusiva. Al término de cada canción, el silencio se apoderaba del lugar, para luego dar paso a un ferviente aplauso. La joven cantante también arremetió con humor, anécdotas y una complicidad con el público que enamoró a todos los presentes.

El show respondía en forma perfecta a la línea estética característica de esta joven oriunda de Súnchales, Santa Fe. A mitad del concierto, los músicos se retiraron y la dejaron sola para interpretar algunas canciones, tal como lo hizo en la presentación de su Set Solo en la ciudad el 8 de mayo de este año. Fue en ese breve contexto donde Marilina desplegó su talento y su versatilidad, donde ella y su loopera fueron las protagonistas absolutas en un juego con palmas, variación de su voz y efectos de sonido, con su cover de Feeling good de Nina Simone.

Frente a un auditorio sorprendido por su creciente creatividad,  su imponente canto y su presencia carismática, la ex Connor Questa de apenas 26 años, prometía volver para tocar en un lugar sin butacas, para que sus espectadores se sientan libres de dejarse llevar por lo que genera su música.

Cuando el escenario quedó vacío, el público insistió por un tema más, aun atónito por un show que superó sus expectativas. Marilina volvió, agradeció, y luego de unos segundos de pasearse ente las cuerdas de su guitarra, admitió entre risas y siempre en complicidad con el público, que no recordaba la canción. Lejos de ser un percance, hizo una  interpretación esplendida a modo de cierre, e incluso se animó a dejar a un lado los micrófonos y cantar a viva voz.

Es un hecho el futuro promisorio de Bertoldi, dueña de un estilo rockero y personal y su constante apuesta a superarse y sorprender.

Por Camila Escobar

@CamiEscobar21

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s